¡Te devuelve tu sonrisa!

Excelente mezcla de ingredientes
bioactivos de G-Denty hacen un poderoso
producto para el cuidado
de la boca y dientes.

Cepilla tus dientes 3 veces al día
• Blanqueo dental
• Sangrado de encías
• Previene caries
• Mal aliento
• Elimina postemillas
• Irritación
• Enrojecimiento
• Inflamación de las encías
• Dolor de muelas
• Gingivitis

Compra tu producto YA!!!

Polvo Bioactivo

Producto natural elaborado en altos
estandares de calidad para un mejor resultado.

Uso sugerido

1. Humedecer las cerdas del cepillo dental

2. Tomar polvo G-Denty lo que alcance a tomar el cepillo

3. Poner pasta dental de su preferencia

4. Cepillar 3 veces al día

Beneficios de usar G-Denty

DOLOR DE MUELAS

La mayoría de dolores de muela son resultado de una caries. Las comidas con azúcar y almidón son las sustancias que causan daño a los dientes. Las bacterias en la boca se alimentan de azúcar y almidón y producen un ácido que puede comer a través de los dientes, llevando a la caries. Diferentes tipos de bacterias están involucradas en este proceso que puede llevar a una infección en el interior del diente.

MAL ALIENTO

Hay muchas razones por las cuales usted puede tener mal aliento. Puede ser porque no se cepilla o no usa el hilo dental frecuentemente. La bacteria que se acumula en su boca y entre los dientes produce mal olor. Otras causas pueden ser enfermedades de las encías, boca seca o caries, sinusitis u otros problemas con su nariz. Algunos alimentos también pueden causar mal aliento (o halitosis) como cebollas crudas, ajo o repollo. Por supuesto, fumar produce su propio mal olor

POSTEMILLAS

Si bien es cierto que las postemillas no son un problema para alarmarse, estas provocan una incomodidad al paciente y un aliento muy toxico al hablar, llevando a la incomodidad a la(s) persona que tenemos al frente. Pues éstas emiten un mal olor fuerte y muy inconfundible, como resultado de la inflamación y las ampollas de pus.

ENCÍAS SANGRANTES

La aparición de sangre en la encía, ya sea de forma espontánea, al morder algún alimento, o al cepillarte los dientes, es un síntoma de que esta zona del cuerpo ha quedado desprotegida y se inflama con facilidad. Además, si la encía enferma también peligra el resto de la boca, ya que este es el tejido encargado de mantener los dientes en su sitio.

CARIES

Las bacterias se encuentran normalmente en la boca. Estas bacterias convierten los alimentos, especialmente los azúcares y almidones, en ácidos. Las bacterias, el ácido, los pedazos de comida y la saliva se combinan en la boca para formar una sustancia pegajosa llamada placa. La placa se pega a los dientes. Es más común en los molares posteriores, justo encima de la línea de la encía en todos los dientes y en los bordes de los rellenos.

GINGIVITIS

Mientras más tiempo permanezcan la placa y el sarro sobre los dientes, más daño pueden hacer. Las bacterias causan una inflamación de las encías que se llama “gingivitis”. Si una persona tiene gingivitis, las encías se enrojecen, se inflaman y sangran fácilmente.